El Estado, con el apoyo de las comunidades, los productores, compradores y academia, promoverá espacios de diálogo, transparencia y rendición de cuentas sobre acciones continuas para mejorar el desempeño ambiental y social de la producción.