El Estado, con el apoyo de los productores, compradores, organizaciones de la sociedad civil y el sector académico, estimulará la producción orgánica de piña en el país