El Estado, con el apoyo de los productores, compradores y el sector académico, promoverá medidas para que el sector piñero haga frente a los impactos del cambio climático